El Árbol, El Yogui Y El Niño

Incluso cuando obtienen tu Realización (cuando la energía Kundalini se despierta y alcanza el Chakra de la Corona), a veces están en una etapa de crecimiento hasta cierto punto, como si estuvieran alimentados por la Madre Tierra todo el tiempo pero sin darse cuenta. De la misma manera, la matriz de Sahaja Yoga los nutre para que crezcan en seres hermosos. Aún así tienen que llegar a un punto en el que tienen que hacer clic de tal manera que comiencen a sentir la conciencia de ese amor inquebrantable. .. Eso le sucede a todos, dije, pero le sucede más a las personas que intentan estar en el centro y no se encuentran viajando en su ego.

Algunos sahaja yoguis que conozco se jactan de que: ‘Yo soy el que va a … y yo soy esto y lo otro … Soy una persona aparte y mi madre me está seleccionando especialmente a mi. ‘ Cualquiera que piense así ya no es un sahaja yogui.


Es como si se aferrara a un árbol y pensara que al aferrarse a una hoja dominará todo el árbol. Una persona así tendrá esa pequeña hoja en la mano, la cual también morirá después de un tiempo “.

Tienes que recorrer el camino de las raíces, de las ramas, de las hojas, de las flores y de los frutos. Tienes que ser la esencia del árbol que nutre y no solo las hojas externas con ideas equivocadas sobre ti mismo. Y las personas que están limitadas por sus pequeños problemas personales también deben saber que tendrán el mismo destino en Sahaja Yoga.

Pon los problemas del árbol siempre por delante del problema de una hoja.

Ahora es el momento de saltar de esa pequeña área a la vasta área que no tiene límites. Y una vez que eso suceda, te sorprenderás de que todos estos pequeños problemitas desaparecerán en el océano de la grandeza. No te entregues a ellos,  déjalos en las manos del árbol para que todos tus pequeños problemitas sean atendidos por esa fuerza nutritiva. Porque perteneces a un Árbol de gran sabiduría, un árbol de gran sustento y religión, un árbol de gran maestría, de tal maestría que nunca puedes saber lo grandioso que es. Perteneces a un árbol que tiene total seguridad para ti, y perteneces a un árbol muy grande que te permite ser el testigo completo del drama, y ??que te hace comprender que El Todo es un parte integral de ti, y tu eres parte integral de El Todo.

Así que tu perteneces al Gran Océano de Amor y Generosidad. Y este Gran Árbol de la Vida tiene todo integrado dentro de sí mismo. Este es el árbol de la vida que se ha descrito en la Biblia, El Árbol de Fuego lo llaman “.

“Ahora te has convertido en Uno con Él. Eres bendecido por Él. Eres amado por Él. Eres guiado suavemente por Él. Él es tan suave que ni siquiera sientes su guía, – como una hoja cuando cae al suelo, no hace ningún sonido. Intenta identificarte con ese poder, – eso es lo que eres. Al igual que el significado de la palabra se identifica con la palabra, al igual que la luz de la luna se identifica con la luna, la luz del sol se identifica con el sol. Deja que esa identificación sea esa unidad, esa integración, para que te conviertas en la luz del amor de Dios, que la gente conozca a Dios a través de la integración, para que te conviertas en la luz del amor de Dios, que la gente conozca a Dios a través de tus detalles y tus frutos. Es el trabajo más gratificante, mejor pagado en todos los sentidos, el más satisfactorio, el más energizante y dinámico.”

Todo lo anterior son extractos de los consejos ofrecidos por Shri Mataji, el fundador de Sahaja Yoga Meditation, a los practicantes de Sahaja Yoga, en Suiza, 1983.

Este artículo es una dedicatoria sincera a cualquiera que alguna vez haya sentido una conexión o inclinación hacia los árboles. Sin duda, muchos de nosotros cuando estamos en la naturaleza nos sentimos con ganas de abrazar un árbol y, como Shri Mataji decía anteriormente, de recorrer el camino de las raíces, de las ramas, de las hojas y tratar de vivir la esencia de ese árbol … Seguro hemos visto a niños haciendo esto, naturalmente, espontáneamente, sin ningún pensamiento o propósito. Todos tuvimos esta fascinación por el milagro de que una semilla se convirtiera en un árbol. ¿Por qué no para el que ya llevamos dentro? … o mejor dicho … aquel que de una manera tan sutil, da soporte a nuestro ser … con un poder elegante. Durante el silencio de nuestra práctica de meditación Sahaja Yoga, uno puede experimentar claramente el devenir que ocurre dentro, como un árbol en desarrollo alimentado por la savia más potente y amorosa, la energía Kundalini. Y realmente, confesemos, todos nos sentimos como niños pequeños cuando estamos cerca de poderosos y majestuosos árboles. Por otro lado, como adultos, existe un sentido de responsabilidad que crece en nuestro interior que nos dice que debemos ser capaces de ofrecer el refugio y el apoyo necesarios, al menos para nuestros hijos, y convertirnos en árboles fuertes y confiables en sus vidas.

Leave a Reply

© 2020 Sahaja Yoga Halton